lunes, 3 de noviembre de 2008

Competencias en la profesión docente

1.- Marco teórico de las Competencias.-

  Comenzamos indagando algunas ideas de autores y material facilitado para elaborar así nuestro marco teórico de las competencias. Adjuntamos algunas citas, las que después serán analizadas:

• “Competencia indica capacidad y en el presente siglo, dentro de un mundo globalizado, nos guste o no, éste será un criterio importante con el que todos seremos medidos”.

Extraído de La educación basada en competencias: algunas nociones que pueden facilitar el cambio de Yolanda Argudín. sab-25-08

  Analizando esta definición (que es relativamente simple) se puede estar de acuerdo, porque en el mundo actual todo somos examinados por nuestra “capacidad” o en un término más técnico, por nuestra “eficiencia”, teniendo en cuenta nuestras habilidades cognitivas y/o destrezas para desempeñarse en un determinado rubro. Y como bien podemos inferir, todo esto se da en un mundo globalizado donde el conocimiento es una corriente de continuo cambio, que, con el pasar del tiempo este se va renovando y a la vez se va haciendo obsoleto, por tanto es menester desarrollar nuevas competencias para así incorporarnos este cambio permanente. 
  Así que por tanto asumimos una postura positiva acerca de la idea antes citada.

• “el concepto de competencia equivale a aprender un contenido donde lo nuclear es el conocimiento (como forma de saber). En este mismo marco, otros entienden por competencia el saber hacer por la práctica (aprendizaje por repetición), tal como ocurre en la formación profesional en muchos países. Esto sucede también en el Proyecto Tuning: modelo experimental del proyecto piloto de cien universidades europeas, donde por competencias se entiende conocimientos, actitudes y responsabilidades”.

Extraído de http://www.lanacion.cl/prontus_noticias/site/artic/20050116/pags/20050116192934.html sab-25-08

  Como dice el autor de la cita anterior, cosa que compartimos, el concepto de competencia es algo confuso. Aquí se entrega otro punto de vista de lo que es Competencia, como un “aprender conocimiento” y un “aprendizaje por repetición”…a fin de cuentas, un “saber hacer”.










• “Es la capacidad que desde muy pequeños tienen los humanos de entender frases nuevas y de producir mensajes nuevos, inéditos; y la performance, la actuación, la realización de esa capacidad, entendiendo y produciendo mensajes nuevos con una vieja lengua".

Chomsky, Noam. Teoría de las competencias lingüísticas.

  Inferimos que el autor hace alusión a las competencias lingüísticas que se hacen manifiestas desde que somos muy pequeños, que son conocimientos abstractos que regulan el sistema lingüístico que, de cierta forma, son congénitos. Una ejemplo de entender eso es el porqué es mas fácil aprender un idioma cuando uno es pequeño que cuando ya uno es mas adulto.
  Nuestra crítica a este concepto es que solo se relaciona al ámbito lingüístico.


• “Saber hacer o conocimiento implícito en un contexto particular, ya sea familiar, social, cultural y educativo o en un campo particular del actuar humano en el cual se encuentra inmerso. De esta manera el individuo actúa en el mundo proyectando lo que ha interiorizado”.

Extraído de http://www.slideshare.net/buntaroakisaura/competencias-en-educacin/ sab-25-08
  
Por lo que hemos visto, se menciona mucho el “saber hacer” con el concepto de competencias. Pero nos parece mejor, tener en claro esta idea (extrayendo los conceptos del mismo articulo:
  Saber: Supone contar con la información, el análisis y la comprensión que se requiere para lograr una representación mental de la situación problemática a resolver.
  Hacer: Son las acciones o desempeño de un sujeto donde proyecta sus representaciones
 
  Entonces analizando y examinando los conceptos o puntos de vista acerca de las competencias formularemos un primer concepto de “entrada”: “Capacidad que debieran tener los profesores y por ende los alumnos de hacer uso de sus propias habilidades y conocimientos desarrollados durante su formación para un fin determinado y en un determinado contexto.” (esto ligado al la profesión docente claro está).

  Ahora bien, después de lo anterior, tenemos que las competencias básicas son: (tomado del artículo antes citado)

 Interpretar.

 Argumentar.

 Proponer. 


  Interpretar: Implica establecer relaciones y confrontar los diferentes significados que configuran un hecho, una lectura, etc.
  El sujeto toma posición frente a lo planteado. 
  Para interpretar hay que comprender, tomar posición, a la vez que para proponer hay que comprender y argumentar.
  Interpretar son actos que permiten comprender los significados de algo en sus diferentes contextos desde la perspectiva de otros.

  Argumentar: Capacidad de dar razones coherentemente acerca de las ideas que se tienen respecto de algo en un contexto de referencia.
  Es hacer explicito las razones y motivos que dan sentido a la resolución de una situación problemática. 
  Esta puede hacerse de varias formas:
  Mediante ejemplos: Se ofrecen ejemplos específicos en apoyo de una generalización.
  Por experiencia: conocimiento por la experiencia e investigaciones llevadas a cabo de los demás.
  Relaciones de causalidad: Cuando se trata de explicar las causas para que un hecho suceda.
  Deductivas: Son aquellos en los cuales los sujetos parten de premisas generales que se consideran verdaderas, para garantizar la verdad de las conclusiones.
  Inductiva: Cuando los sujetos parten de casos particulares para llegar a una conclusión general.

  Proponer: La característica fundamental de esta acción es la creación, es decir, desarrollar interpretaciones nuevas. 
Algunas de las acciones de proponer son:
 Formular Hipótesis.
 Resolver problemas.
 Construir mundos a nivel literario.
 Elaboración de alternativas de solución.
 Creación de objetos y máquinas.
 Critica y refutación que hace un sujeto con respecto a una proposición de otros.-

Competencias desde la perspectiva profesional


  Las competencias juegan un rol fundamental para obtener un eficaz desempeño en lo profesional, puesto que como mencionamos al principio el profesional será medido por su “capacidad”.
  Entendemos por competencia profesional:

 “La operacionalización, en situación profesional, de capacidades que permiten ejercer convenientemente una función o una actividad Mertens, 1996.

En lo que respecta a la competencia laboral esta:

“Es la capacidad real para lograr un objetivo o un resultado en un contexto determinado”. Cinterfor, 1996.

  Deducimos de lo anterior, por ejemplo, al obtener un determinado trabajo, debemos saber utilizar adecuadamente nuestras habilidades desarrolladas para obtener un buen desempeño de la labor específica, además, responder apropiadamente ante situaciones de alto grado de complejidad. 
  La definición de las competencias, y obviamente su aprendizaje, exigen acuerdos y colaboración mutua entre el mundo de la educación y el del trabajo, que se adquieren en avances que implican una combinación de educación formal, aprendizaje en el trabajo y, eventualmente, educación no formal. 

Competencias en la educación 

  El hecho de estar inmersos en una sociedad que implique adquirir y renovar nuestros conocimientos es el cual lleva a la creación de las escuelas en conjunto con sus docentes, las cuales son fundamentales para la formación de la identidad del individuo, de su integración en este medio, autonomía y de su aprendizaje, si es que el profesional posee las “capacidades” pertinentes y adecuadas para llevar a cabo diversas estrategias de enseñanza obteniendo óptimos resultados entre sus estudiantes, conllevando así, al desenvolvimiento de las competencias básicas con las cuales un individuo debe estar dotado para su sobrevivencia. El docente, para adquirir estos métodos, debe perfeccionarse del mismo modo que lo hacen sus alumnos para adquirir competencias, las cuales son requeridas por el mercado.


  COMPETENCIAS= CONOCIMIENTOS+ APLICACIÓN + ACTITUDES 

  Hoy en día, las escuelas se focalizan en 3 principios: aprender a hacer, aprender a conocer, aprender a ser y vivir juntos (cosa que estudiamos anteriormente en La Educación Encierra un Tesoro). La enseñanza de estos principios se centra en enfoques personalistas que hacen referencia al desarrollo de la persona y valores en distintos enfoques:
Enfoque cognitivo: que son las habilidades, capacidades y desarrollo del pensamiento.
Enfoque Académico: que son los aprendizajes en sí, habilidades lingüísticas, competencia en lectura y escritura, trabajo en grupo, formación matemática, manejo de las tecnologías de información, etc.
Enfoque de integración: En lo cual el individuo tomo todo lo anterior y lo conforma como un todo. 

Si bien después de tener mas o menos en claro lo que son las competencias básicas, debemos tener la idea de competencia ligada a la profesión docente, lo cual es el motivo del presente trabajo.
  Pero antes de eso, quisiéramos analizar un poco lo es en cuanto a los roles básicos de la profesión docente a modo de introducción a lo antes mencionado

Referencia: competencias_prof._en_sociedad_actual.ppt (material facilitado por el profesor Neira)

1.- Papel Técnico: Hace referencia a que los docentes son profesionales aptos para orientar el aprendizaje de sus alumnos. Ahora que meditamos un tanto la idea, creemos que el profesor más que un impartidor de conocimientos específicos, es un profesional adiestrado para, lo que nosotros diríamos, “enseñar a aprender”, algo así como alguien que nos facilita u otorga estrategias para que nosotros seamos los constructores de nuestro propio aprendizaje, lo que es decir, a ser personas “autodidactas” y a no ser simples recipientes de conocimientos que muchas veces nunca utilizaremos en nuestro diario vivir y que acabaran por olvidarse.

2.- Aspectos éticos y socializadores de la profesión: Habla de que el docente es un agente encargado del proceso de socialización de los alumnos.
  Ahora bien nuestro análisis: De lo anterior deducimos que el docente debe ser un ejemplo a seguir para sus pupilos, en cuanto a lo ético y social respecta, él debe ser quien vele por una buena inserción y convivencia social tanto como dentro del aula como fuera del establecimiento educacional. También debe reflejar valor éticos dignos d seguir para sus estudiantes.
  No, obstante, en contraposición a lo antes mencionado, asumimos una postura crítica negativa por que muchas veces observamos (en nuestra experiencia de estudiantes) que los profesores no cumplen con el perfil descrito, y creemos que esto es normal, porque seria casi imposible ver en todos los establecimientos, maestros de perfil tan positivo. ¿Pero por qué no? Pus por que ya nos ha tocado ver a maestros que por ejemplo son adictos al cigarro….pero ud. dirá ¿Qué tiene que ver con esto?, tiene un tanto que ver, de hecho no es muy relevante si es un fumador vicioso fuera del establecimiento, pero muchas veces observamos maestros saliendo de la sala de clases o en el recreo fumando dentro del establecimiento en un lugar mas o menos “simple a la vista”. ¿¿Es ese el ejemplo ético que les debe dar a sus alumnos?? Ciertamente que no.
  En cuanto a lo social en determinadas oportunidades oí como algunos profesores se quejaban del centro de alumnos por algunas actividades que proponían (independiente si era buena o mala la idea). Se supone que ellos deben apoyar o dar críticas constructivas acerca de las actividades sociales del alumnado.

  Aún así, queremos dejar en claro que estas situaciones no se da en todos los establecimientos educacionales, solo queremos decir que en muchos casos hay roles (básicos de la profesión docente) que no se están cumpliendo, pero que debieran cumplirse puesto que se forman docentes capaces de cumplir tales roles.

3.- satisfacción de las necesidades de autorrealización de los individuos en formación y de sus demandas de bienestar: Hace relación a que muchas veces los profesores hacen las veces de terapeuta escolar.
  Nuestro análisis: Sí, en esto podemos estar de acuerdo, por que muchas veces el docente hace de mediador en conflictos entre el alumnado para así lograr bienestar dentro de la comunidad académica. Además muchas veces (no siempre) el profesor apoya a quienes carecen de espíritu de superación y los insta a superarse.

  Pues bien las competencias relacionadas a la profesión docente, que es el segundo punto de nuestro trabajo, las desarrollaremos a continuación

2.- Competencias de la profesión docente.-

  Personalmente nosotros consideramos al docente como el pilar de la formación de personas y sobre todo de profesionales, por que nadie aprende una profesión (en la mayoría de los casos) sino esta bajo la tutela de un profesor. Es por eso que le tomamos el peso a lo que estamos estudiando (nosotros como alumnos de pedagogía).
  El docente en chile a través de la historia se ha ido edificando en los diversos campos ya sea cultural y pedagógico, ético y político. En estos campos se forja al maestro como sujeto de un saber en el cual fundamenta su práctica de enseñanza, ilustración y formación de valores.
  El maestro comprende su compromiso social con la educación como un bien público de carácter cultural.
  La continua formación de docentes ha tenido lugar en el marco de la sociedad de vertiginoso cambio y un constante avance del conocimiento lo cual implica nuevas formulaciones de el como se han de formar a los nuevos docentes y los nuevos aspectos que se han de integrar, por el continuo cambio antes mencionado, y que antes no se incluían.
  La sociedad actual demanda del sistema educacional la formación de individuos creativos y críticos, poseedores de conocimientos, habilidades y destrezas para manejar herramientas tecnológicas que les permitan obtener información, indagar conocimientos y responder ante tal demanda de manera eficiente (competencias).
Por eso, es menester mejorar sus competencias y su preparación porque para formal buenos profesionales se requieren buenos profesores.
  En general, las competencias ideales requeridas actualmente hacia un profesor cualquiera sea su especialidad son:

• Comunicación: Esta es para nosotros, la principal característica que debe dominar el docente. El profesor como ente comunicacional, deberá manejar sin problemas las destrezas pertinentes, que en definitiva son: la forma en que se comunica oralmente, en forma escrita, su habilidad para la lectura y la forma en que se maneja con las tecnologías de información cosa que es muy necesaria actualmente pues por lo que podemos ver las tecnologías ya han llegado al aula de clase. Por que si no maneja estas características antes dichas, ¿Cómo pretenderá que sus alumnos alcancen siquiera un mínimo de aprendizaje y desarrollo personal si siendo la comunicación el principal instrumento para llegar al estudiante? Una persona puede saber muchas cosas sobre la ciencia, matemática, etc., pero si no domina los aspectos de la comunicación, no podrá ser un docente competente. Sino más bien debiera ser un científico tal vez.

• Pensamiento crítico: El docente debe ser capaz de tener un pensamiento minucioso, mesurado e imparcial con tal de poder evaluar, emitir juicios de valor constructivos, resolver problemas de manera que pueda contribuir a la armonía en el aula y analizar situaciones que se vayan presentando en su que quehacer como profesional educador con tal de ir desarrollándose a sí mismo y fundamentalmente ir en pro del desarrollo del estudiante. 
   
• Relación: Claramente, entendemos que el docente no debe es un profesional “robot”, que solo entrega conocimiento, sino mas bien un ser humano apto para interactuar con sus pares, ya sea colegas, funcionarios, administrativos, y sobre todo con sus alumnos. Y eso es lo que alude principalmente esta competencia, pero mas allá enfatiza al trabajo en quipo, a entregar valores, (porque al entregar valores se forman buenas personas) a ser un servidor para con los individuos a los que forma, osea que no lo miren en una relación tan asimétrica, si que se pueda entablar una buena confianza entre preceptor-alumno.

• Función: Se habla en lo que refiere al “trabajo”. El docente a fin de cuentas es un trabajador. Debe llegar a tiempo, tener un buen trato con sus colegas, ser responsable, obtener un buen desempeño al ser evaluado. Algo sencillo de entender, no merece un mayor análisis.

• Liderazgo: meditando en esto, cosa que no habíamos pensado antes, es que los alumnos deben ver al preceptor como un líder quien les guía a ser mejores personas, quien les ayude a trazarse sus metas, alguien quien les diga para que son buenos o qué aptitudes poseen, porque no seria sensato estudiar lenguaje si presento habilidades para la matemática, por ejemplo. Es por eso que el decente debe ser una especie de “orientador”.

• Empatía: El docente debe ser capaz de ponerse en el lugar de sus alumnos, comprender sus formas de sentir y entender que los jóvenes pertenecen a distintos grupos sociales (cosas que podemos ver hoy en día) de manera que pueda interactuar con tolerancia y respeto con los otros.
  Aun así, personalmente creemos que hay pocos profesores que cumplen con esta característica por que muchos profesores que conocemos son de carácter “frío” (aunque en su mayoría son profesores ya de edad, eso supone que a medida que va avanzando la edad el profesor se vuelve menos “eficiente” en muchos casos, aunque, claro está, existen muchos casos excepcionales como una profesora que tuvimos que si bien era un tanto estricta, era un amor de persona con nosotros. Era una profesora de lenguaje ya apunto de jubilarse.)

• Competencia Cognitiva: El preceptor comprende el mundo en el que vivimos más aun, se dispone a una continua búsqueda de nuevos conocimientos con el afán de difundirlos en el medio en el cual trabaja en pro del desarrollo del libre pensamiento de sus alumnos y que ellos mismos sean contribuidores de la difusión del saber público. Un claro ejemplo es el lema de nuestra Universidad: “por el desarrollo libre del espíritu”. 

• Competencia Didáctico-Disciplinar: Un profesor competente conoce la mayoría de las estrategias a usar y generar otras nuevas de acuerdo el vaya necesitando con tal de mejorar los resultados de su enseñanza. También debe tener la capacidad de crear normas de disciplina, y ser constructivo a la hora de que se infrinjan estas normas, porque el fin del docente es enseñar, no es una especie de gendarme a cargo de alumnos como si fueran reos, no, el es un profesional formado para enseñar.
  Muchas veces hemos visto profesores que carecen de capacidad de mantener el orden en clase e incluso como que no les importa…siguen la premisa “el que aprendió, aprendió y el que no, no”. Obviamente esa no es la idea, el preceptor debe procurar que todos sus alumnos aprendan. O al menos, intentarlo, por que también se justifica de que es difícil enseñar a un curso de 45 alumnos por sala, como se da en algunos establecimientos.

• Competencia Institucional: el profesor se debe sentir identificado en el establecimiento en el cual se desenvuelve, participando en él activamente, ya sea en proyectos, actividades culturales, etc.
  En este tipo de competencia hemos podido observar a muchos casos. Profesores que activaban conjuntamente con el alumnado en actividades culturales, o también en protestas…en fin.

• Competencia Creativa: En esto hacemos énfasis. Creemos que el docente debe hacer que su clase no sea rutinaria, si no más bien dinámica, sobre todo si se trata de una clase de matemáticas. Un claro ejemplo de tal dinamismo es el que pudimos observar en la película que vimos en clase de un profesor latino de matemáticas el cual empleó una estrategia poco común para enseñarles cálculo a unos alumnos que en su colegio eran considerado “poco brillantes” (en un colegio estadounidense). Pero no eran poco brillantes, de hecho eran muy capaces, si no que se les consideraba así porque veían a la matemática como algo tedioso y aburrido. Algo que el profesor pudo refutar con su ingenioso método de enseñanza.
  A lo que queremos llegar es que el resultado del aprendizaje depende en gran medida del método de enseñanza aplicado. Si aplicamos un método creativo, sin duda obtendremos mejores resultados que con una clase monótona y aburrida.

• Competencia de Ciudadanía: Hace alusión a que el profesor debe velar por el bienestar dentro del establecimiento, ya sea con sus pares, colegas, centros de padres y apoderados. Que sea capaz de abordar conflictos y resolverlos de manera positiva, respetando la libertad de pensamiento, las diferencias sociales, etc.


  Bien como podemos observar, estas son las competencias que definirían a nuestro súper-docente. Claramente podemos observar que en la mayoría de los casos (en educación pública) existen docentes que no cumplen todas estas competencias, lo que ello implica a formular nuevas estrategias para los docentes en formación con tal de obtener preceptores más “competentes”.
  Aunque, obviamente, existen actualmente profesores que saben mucho de su especialidad, pero que carecen de alguna de estas competencias imprescindibles en el educador del siglo XXI. En efecto, debemos esperar que las instituciones de educación superior, que forman en sus salas a los profesores que demanda la sociedad actual, focalicen su quehacer en el desarrollo de estas competencias necesarias y solicitadas para la formación del profesor del sistema educacional chileno, las cuales tienen la tarea de inculcarles los rasgos fundamentales de la profesión elegida y así ir forjando un individuo con las características primordiales para llevar a cabo de buena manera sus debidas funciones e ir traspasando a sus alumnos lo necesario para que estos, también, puedan irse desarrollando integralmente ya sea en lo académico como en lo valórico. 
  Actualmente se trata de dar al docente un mayor protagonismo para que este pueda desempeñar un papel realmente profesional, que sea un docente autónomo que no sólo acate y ejecute órdenes sino que tenga espacio para tomar decisiones con base en las características específicas del proceso de enseñanza. A fin de cuentas que no solo sea un “funcionario”, porque sin duda el es mucho mas que eso.


3.-Competencias de la profesión docente de acuerdo al ejercicio de la especialidad en estudio.-

En el marco del proyecto FONDEF “Estándares para la Formación en Ciencias de Profesores de Enseñanza Media”(1), ejecutado por la Universidad de Chile y la Universidad de Concepción, se elaboró una propuesta de respuesta a la pregunta acerca del dominio de contenidos disciplinarios adecuado para profesores de Biología, Física, Matemática y Química. En el caso de matemáticas, se identificaron siete ejes temáticos (Fundamentos y Algoritmos, Estructuras Algebraicas, Álgebra Lineal, Análisis, Geometría, Probabilidades, Estadística) que se desglosaron en estándares (con indicadores de logro y ejemplos) agrupados en 4 niveles de desarrollo creciente. Ellos responden a requerimientos centrales que tipifican la concepción en que se fundamentan:

• La formación de un profesor debe darle soltura en el manejo de todas las materias que deberá enseñar en la sala de clases. Debe otorgar una preparación sólida que le permita al profesor, en el futuro, enfrentar los cambios curriculares que con certeza se presentarán.

• Esta formación debe dar la perspectiva que le permita al profesor ubicarse en el contexto de la Matemática, adquiriendo una visión global de la disciplina.

• El Profesor de Matemática debe tener un manejo del pensamiento matemático y de los fundamentos de la matemática que le permitan entender cómo ésta se construye.

• El Profesor debe tener una buena noción de los aspectos abstractos de la matemática, los que muchas veces se han desarrollado como una necesidad de responder a preguntas fundamentales, sin tener necesariamente aplicación práctica inmediata.

• El Profesor de Matemática debe tener muy claro el rol de la Matemática en la resolución de problemas de la vida diaria. Debe conocer la enorme utilidad práctica de la Matemática y entender que este aspecto estimula continuamente su desarrollo.

• El profesor de Matemática debe conocer aspectos históricos del desarrollo de la Matemática, especialmente para comprender los problemas que motivaron esos desarrollos y el contexto en el cual se dieron.

• El Profesor de Matemática debe tener una clara noción de la importancia de la idea de algoritmo, la que se hace imprescindible con el advenimiento de los computadores.

• El Profesor de Matemática debe saber que la disciplina está en constante creación y conocer desarrollos matemáticos recientes (2).

(1) FONDEF D02I1090 www.fondef.cl/bases/fondef/PROYECTO/02/I/D02I1090.HTML
(2)Felmer, P., Labra, A., Martínez, S., (2004) “Matemática. Estándares para la formación en Ciencias
de Profesores de Enseñanza Media”.


Entrevista.

Nombre: Rodrigo Pérez A.
Especialidad: Pedagogía en Matemática.
Edad:50


1) ¿Qué entiende usted por competencias? ¿Cree que son solo conocimientos o tienen que ver además con la experiencia que se va adquiriendo? 

Las competencias son todas las destrezas obtenidas, ya sea de conocimiento de una asignatura o lo que la experiencia se nos va dando en nuestro diario vivir.

2) ¿Qué competencias debe tener un profesor de matemáticas?

  Como profesor de matemáticas, debemos poseer un razonamiento lógico, el cual debemos transmitir a nuestros estudiantes.
  Tenemos que saber complementar nuestros conocimientos matemáticos, con nuestras estrategias de enseñanza para una mayor comprensión de lo que queremos enseñar.
  Aún así, hoy en día la enseñanza te exige implícitamente un montón de conocimientos de otros campos y también las jergas que los jóvenes utilizan, por lo que debes estar al tanto de todo aquello, para saber cómo llegar a ellos.

3) ¿Cree ud. que su método actual de hacer clases es el mismo que implementaba cuando ud. egreso?


  Ciertamente que no, debido a que vivimos en una sociedad de vertiginoso cambio, es necesario ir codo a codo con las nuevas generaciones. En mi tiempo existía una cierta distancia entre docente-alumno, Uno miraba a los profesores con mayor respeto que el de ahora. Actualmente ya no se ve mucho de eso.
  Respecto a la especialidad, he tenido que capacitarme constantemente, debido a que las ciencias y las matemáticas han ido evolucionando constantemente. Un ejemplo, cada año se inventan alrededor de 200 teoremas nuevos. Es por eso que se debe implementar nuevos métodos para así ir al corriente de la actualidad.

4) Sinceramente, ¿Cuál cree ud. que es su mayor falencia en cuanto a competencias?

  Sin duda alguna, creo que va por el ámbito pedagógico, ya que en la Universidad, a mi parecer, se le da mayor énfasis a la especialidad. Es por eso que he tenido que buscar distintas vías para tratar de mejorar el “saber enseñar”.

5) ¿Se encuentra apto para la formación integral de sus alumnos? ¿Crea constantemente nuevas estrategias de enseñanza para captar mayor atención de sus estudiantes?

  Creo que poseo un nivel “competente” no tanto como en el principio en el que egresé, pero como he dicho antes, he tenido que ponerme al corriente, porque la forma de enseñar de ahora no es la misma de hace 25 años. Ahora los alumnos no se interesan mucho por aprender, sobre todo si se trata de matemática, pero, en lo personal, manejo una estrategia ciertamente de confianza y es de esta forma que trato de captar la atención de mis alumnos, les hago entender que necesitamos respetarnos mutuamente para que así pueda formarlos como se debe.

6) ¿Cómo son medidas las competencias en su especialidad?  

Es compleja la pregunta pero, en matemática, generalmente se evalúa de una forma errónea debido a que en las pruebas de continuidad de profesores se mantiene el contexto de estas mismas, me explico, año tras año se va midiendo con casi las mismas pruebas a los docentes, es decir se mantienen en el pasado y le quitan la oportunidad a los profesores más jóvenes que tienen mucho más que a portar a la educación.
Ahora bien, ustedes podrían pensar que me incluyó en esta definición, pero para ser sincero he tenido varias especializaciones en mi haber que ratifican mi trabajo y me colocan a la altura de cualquier profesor recién egresado. 







Comentario: Luego de la entrevista al docente de la educación tuvimos un cierto debate de lo que nosotros concordábamos con sus dichos y los que no, en realidad, nos pareció una excelente determinación, la que este profesor adoptó, hablando de su preocupación de capacitarse y mejorar su nivel pedagógico, también recalcamos esa confianza que le proyectaba a sus alumnos. Por otra parte no compartimos la manera de expresarnos sus respuestas, ya que se basaba casi en un mismo contexto para responder todas las preguntas, además sentimos que no fue completamente sincero cuando le preguntamos por las competencias que le faltaba adquirir..
Creemos que la entrevista se ve al profesor intachable y casi perfecto, cosa que claramente no compartían sus alumnos, debido a que nos bastó sólo pronunciar su nombre para que los pupilos reaccionarán respondiendo de una manera nefasta(nos contaron que lo que menos había era “confianza”).  

4.- Conclusión.
 
  Las competencias constan de habilidades, aptitudes y conocimientos que un individuo determinado adquiere en el transcurso de su vida.
  Existen diversas definiciones y puntos de vista de las competencias pero estas dependen del contexto. Como lo pudimos ver con en el marco teórico elaborado y las entrevistas que aplicamos a profesionales docentes. 
  Las competencias actualmente son fundamentales. Se relacionan con el currículo y el éxito laboral de tal manera de que es un criterio que mide si se es eficiente o ineficiente en un trabajo.  
  Las competencias en el conocimiento de las metodologías adecuadas de la educación son esenciales a la hora de enseñar, transmitir y formar buenos alumnos ya formando buenas personas, edificamos una buena sociedad. Es por eso que la sociedad necesita que se formen profesores competentes para lograr estos fines. Porque por lo que hemos podido ver los profesores, del sector publico mayoritariamente, no cumplen con todas las competencias que hemos logrado analizar en este trabajo. Es por eso que nosotros como estudiantes de pedagogía debemos tomarle el peso a lo que estamos estudiando, y que al egresar podamos lograr el perfil de profesor competente y poder servir a nuestra sociedad mediante la educación, cosa que hoy en día es el mejor instrumento para surgir.
  Sin duda el presente trabajo nos ayudó a mirar a la profesión desde un punto de vista diferente al que teníamos antes, que no es solo pararse frente a un curso y comenzar a hablar de matemáticas. El docente mayoritariamente deberá resolver problemas referentes a lo pedagógico más que a lo que su especialidad respecta, es por eso que deberá poseer las competencias necesarias para desenvolverse en su quehacer como preceptor.